12.29.2012

[Reseña] El silencio de las palabras - Jean Kwok

Comparte
TítuloEl silencio de las palabras
Autor: Jean Kwok
Traductor: Álvaro Abella Villar
Editorial: Maeva - Océano
Páginas: 281
Precio: $235.00

Sinopsis: La pequeña Kimberly, huérfana de padre, deja Hong Kong con tan sólo once años para trasladarse a Nueva York con su madre. Ahí tendrá que enfrentarse a un mundo completamente diferente.
Pronto se da cuenta de que la mejor manera de sobrevivir en Nueva York es mantener separados sus dos mundos: ser una estudiante excepcional en la escuela durante el día, y una trabajadora de una fábrica textil junto a su madre durante la noche.
Escrita con una voz inolvidable, esta novela relata las experiencias de una joven inmigrante en el Brooklyn de los años setenta, que crece entre dos culturas, siempre a caballo entre el amor a su tradición y el deseo de avanzar hacia un futuro mejor.

La historia: Kim y su madre han emigrado a Estados Unidos en busca de una vida mejor, pero sobre todo con la idea de encontrarse a su familia y hallar en ellos un poco de ayuda. Pero su mayor sorpresa en este nuevo país tan diferente a su natal Hong Kong, es que la tía Paula poco hará por ellas, que tendrán que trabajar muchísimo para sobrevivir, incluso Kim, aunque sea ilegal, y que vivirán en un piso sin calefacción, lleno de insectos y roedores y totalmente abandonado.
Con la determinación de ayudar a su madre, Kim luchará por sobresalir como estudiante, pese a las barreras del idioma, mientras ayuda a su madre en la fábrica textil.
Pronto se dará cuenta de que es diferente, y no sólo por ser oriental, sino porque es muy lista, lo que le dará oportunidades inimaginables, que seguramente despertarán envidias, pero que también le abrirán puertas a nuevos mundos y a nuevos sentimientos.

Mi opinión: Desde hace tiempo ya, quería este libro, incluso cuando aún no estaba en México, así que cuando llegó, no tardé mucho en adquirirlo, porque era uno de mis mayores deseos.
Por leer otros libros, lo fui dejando pasar, pero en vista de los desafíos faltantes, al fin me decidí a leerlo. A pesar de habérmelo tomado con calma, lo leí muy rápido, sobre todo el final. Y realmente me ha parecido una historia preciosa.
La trama gira alrededor de Kim, ya que de su voz conocemos esta historia, y debo confesar que me robó el corazón. Con una historia entre ficción y autobiografía, la trama nos da a conocer dos cosas. Primero, la vida personal de Kim, que lucha por salir adelante en un país desconocido al mismo tiempo que quiere integrarse, pero superar sus propias dificultades. El choque cultural es impresionante, y que lo sepamos a través de esta niña-adolescente, es mucho más impactante. Lo segundo que se puede apreciar, es esta vida que deben de llevar cualquier persona que emigre de su país natal al codiciado Estados Unidos. Como deben aprender a superar las barreras sociales, económicas y culturales, aprender un nuevo idioma, nuevas costumbre y en realidad una nueva forma de vida.
Sea por investigación o por experiencia propia, la autora logra narrarlo de una forma magistral.

"Por supuesto, los demás niños pensaban que yo era rara. No pegaba entre ellos, con mis ropas holgadas hechas a mano y mi pelo de chico. Mi padre me lo cortaba en cuanto me llegaba a la nuca. Decía que así era más práctico porque tardaba menos en secarse en un piso tan frío como el nuestro. Aunque la mayoría de los niños negros de mi clase también eran pobres, llevaban ropa comprada. De camino a la escuela, me paraba a mirar los altos bloques de pisos que había junto al colegio, donde vivían muchos de mis compañeros de clase. El suelo estaba cubierto de cristales rotos y las paredes estaban llenas de grafitis (ya había aprendido cómo se llamaban las pintadas en inglés). Pero los edificios estaban rodeados por setos y en la mayoría de las ventanas no había barrotes. Seguramente esta gente tendría calefacción central."

El ritmo de la historia es muy bueno, porque uno puede saborear la trama y disfrutarla, sin hacer una lectura larga y/o pesada. Al ser contada a través de los ojos de una niña, no hay partes complicadas, es una historia profunda, que toca sentimientos, pero muy sencilla.
Los personajes se vuelven cercanos al lector, se sienten sus emociones, sentimientos, se sufre con ellos y se celebran los momentos de felicidad. Realmente he quedado muy satisfecha con su definición y con la descriptiva en general, porque igual que sentí el calor infernal en el taller textil, , sufrí con el frío departamento o sentí la calidez de la biblioteca. Jean Kwok realmente nos transporta al mundo que ha descrito, así como nos hace sentir con los personajes.
Al final, hubiese querido un final más romántico, había un personaje que siento que pudo destacar más y me quedé con muchas ganas de verlo en las últimas páginas. Sin embargo, creo que el final es excelente, por la lección que transmite, de luchar siempre por lo que se quiere, pero también de dejar ir, cuando no hay futuro.

Una historia que me ha parecido simplemente maravillosa, de lo mejor que he leído este año.

En mi opinión:
5/5


Otras portadas:



La autora:

Jean Kwok al igual que la protagonista de su novela, llegó a Nueva York siendo una niña, sin saber una sola palabra de inglés. Como la familia había gastado todo su dinero en el viaje, se tuvieron que poner a trabajar en los sórdidos talleres de confección de Chinatown, que están magistralmente descritos en esta novela. Sin embargo, gracias a sus excelentes resultados escolares, Jean Kwok pudo ingresar en la universidad de Harvard. Durante años, siguió compaginando sus estudios con diversos trabajos, desde lavaplatos a profesora de inglés para inmigrantes asiáticos. Por razones sentimentales, la autora se trasladó a Holanda donde empezó a trabajar como traductora en la universidad de Leiden. En la actualidad, vive en Holanda con su marido y sus dos hijos y se dedica en exclusiva a la creación literaria.


Desafíos:
60 libros: Libro 113
12000 páginas: +281 páginas
Reúne los puntos: +3

A leerse el mundo: Meridiano 105-120

4 comentarios:

  1. Suena muy interesante el libro, aunque no se cuando vaya a leerlo. Gracias por la reseña, el fragmento y lo que dijiste lo hace realmente tentador.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Tengo muchas ganas de leerlo =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  3. lo tengo pendiente en la estantería desde hace un montón, creo que me va a encantar así que espero que por fin el próximo año me ponga con él
    besos

    ResponderEliminar
  4. Vaya, qué interesante, y qué valoración. De hecho que lo anoto, tiene una pinta increíble, gracias por la reseña.

    Besos y muy feliz año.

    ResponderEliminar

¡Hola!
Tu comentario es bienvenido y se agradece.