2.26.2014

[Reseña] Grabada en la arena - Regina Calcaterra

Comparte
Título: Grabada en la arena
Autor: Regina Calcaterra
Traductor:  Erika Dania Mejía Sandoval
Editorial: Suma de Letras
Páginas: 313
Precio: $259.00

Gracias a Suma de letras por el libro para reseña.

SinopsisEn sus memorias, Regina Calcaterra, reconocida comentarista de política en los Estados Unidos, da cuenta de la desgarradora historia de como ella y sus cuatro hermanos sobrevivieron a una infancia abusiva y dolorosa, marcada por vivencias indecibles afrontando solos los retos del sistema en los hogares adoptivos que les brindaban vivienda de manera intermitente entre las sombras de Manhattan y los Hamptons.
Conmovedoramente escrito, Grabada en la arena, es para Calcaterra el recordatorio, la marca inolvidable que le ayuda a transmitir, que independientemente de la condición inicial, las determinaciones y adversidades sociales sufridas desde la infancia, los sueños, como el sueño americano, están todavía al alcance de aquellos que tienen el deseo y la determinación de mantenerse juntos para obtener éxito y lograr todos sus propósitos.


La historia: Cinco hermanos en Long Island tienen que sobrevivir. No son huérfanos, pero como si lo fueran. Jugando a la familia desde pequeños, robando para sobrevivir, jugando a una farsa con el estado, ellos han tenido que aprender desde pequeños que la vida no es fácil y que cuando tienes todo en contra, es muy difícil salir adelante, pero aún así, que nunca es imposible. Y en medio del abandono, la soledad, el miedo, puede surgir la valentía y el coraje para tratar de tener una vida mejor.

Mi opinión: Dudé un poco para leer este libro. Las biografías (aunque me he llevado muy gratas sorpresas) no suelen ser mis lecturas comunes. Aún vengan en formato de novela, a veces es difícil que conecte con ellas o que logre que me transmitan emociones. Pero la autobiografía novelada de Regina Calcaterra tenía un "no se qué" que me atraía en demasía. Y no porque tuviera nada en común con la historia, pero aún así, sentía que tenía que leerla. De modo que me aventuré.
Y en las primeras 15 páginas estaba a punto de rendirme. Me estaba costando mucho trabajo. No lograba conectarme con la historia. Y después de dos horas sin avanzar gran cosa, la dejé. Al otro día la retomé y será que había cambiado de ánimo o será que en verdad llegué al punto en que la historia simplemente se metió en mí, pero no pude dejar de leer.

Ni que decir que la historia me conmovió mucho. Prácticamente todo el libro estuve con un nudo en la garganta o con algunas cuantas lágrimas imposibles de retener. Me frustraba leer sobre la madre de Regina y sobre las trabajadoras sociales, porque igual que a Regina en su momento, me hacían sentir temor e impotencia. 
Seguir leyendo era una necesidad, no porque me gustara sufrir, sino por el mensaje de esperanza que yo sabía que me encontraría más adelante. Ya sabía yo que habían sobrevivido, lo importante era conocer como.

          "No solamente es más feliz de lo que nunca la había visto, sino que mi hermana -a quien las trabajadoras sociales alguna vez identificaron como demasiado afectada por nuestra crianza como para jamás tener una familia funcional por su cuenta- también está probando que todos los detractores de nuestro pasado estaban equivocados al predecir de forma tan pesimista como sería nuestro futuro. Lo que nuestras trabajadoras sociales dijeron que era imposible ahora estaba sucediendo para las dos."

Y para llegar a ese punto, tuve que pasar no solo por la madre alcohólica y maltratadora (verbal y físicamente) y por las trabajadoras sociales no comprometidas, sino por el abandono, por la indigencia, por la separación, por las pérdidas, por el temor, por la lucha, por el esfuerzo y por muchas emociones más que transmite Regina en su propia historia.
Me sorprendía eso, sentir todo al mismo tiempo que quien nos contaba su vida. Y además caer en la cuenta de lo fácil que me era asociar un lugar con sólo lo lleno de glamour y olvidarme de lo que está alrededor, porque si pienso en New York, me vienen a la mente Manhattan, The Hamptons y hasta State Island, pero nunca imagino los lugares entre esos sitios en los que evidentemente puede haber estas historias.
Y encima de todo, me hace valorar mi propia vida. Y saber que las cosas de las que me quejaba en mi infancia no son nada al lado de una existencia como esta. Y por supuesto que no es comparativo, cada quien vive sus dramas a su manera. 

Es difícil dar una calificación a una historia así. ¿Cómo pedir un buen estilo o una buena narración? Aún así mi parte crítica se topó con unas páginas que me parecieron (a mi opinión) traducidas por otra persona. Las expresiones y narración cambiaron bruscamente y eso entorpeció un poco mi lectura, porque personalmente me parecía un cambio muy evidente.
También me hicieron falta detalles. Sé que Regina nos está contando su historia, pero si incluye tan de cerca la de Camille y Cherie, me hubiesen gustado más detalles sobre las decisiones y vidas de Rosie y Norman, sobre todo de este último, quien prácticamente desaparece al final. Y sobre todo, hubiese querido saber los motivos de los abuelos. ¿En verdad?.
Pero estos pequeños detalles no demeritan la historia. 
Es un drama. Es una historia que tienes que querer leer para disfrutarla. Nunca se puede vivir en el sufrimiento ajeno, y aún así este libro nos dice que no hay ficción dramático más duro que la realidad.

Para mí: 
5/5


BookTrailer:
(La portada en inglés es idéntica, pero el booktrailer -en inglés- es muy bueno.)



La autora:

Regina Calcaterra es comentarista frecuente de la política en televisión nacional en EE.UU., también en artículos de opinión sobre cuestiones de ámbito social. Sirve con orgullo como miembro del consejo de You Gotta Believe, organización que trabaja para encontrar hogares permanentes para niños adoptivos mayores. Se graduó en la Universidad del Estado de New York, New Paltz, y de la Facultad de Derecho de la Universidad Seton Hall, ejerce la abogacía en Nueva York, Mancomunidad Británica de Pensilvania, y los Tribunales de distrito Orientales y del Sur estadounidenses.

4 comentarios:

  1. ¡Concuerdo completamente contigo! El comienzo es un poco meeeh >_<' pero después te das cuenta de su relevancia y que quizá no fue la mejor decisión, pero que al terminar resulta una inserción acertada.

    De cualquier manera, Regina sólo me quedó a deber información de Norman, aunque como se habló de su papá (de cómo lo quería Cookie), con probabilidad fue el que menos sufrió de todos los hermanos.

    Gracias por compartir tu lectura.

    Saludos ^_^

    ResponderEliminar
  2. No lo conocía, pero me lo apunto.

    ResponderEliminar
  3. Al parecer me perdí una historia bastante buena. Y digo "me perdí" porque ando pasando por una etapa de pobreza en la cual es raro cuando me compro libros, así que cuando lo hago es uno que me llama al 100% y no como este que me llama menos de ese cien. Como sea, amo el drama, así que igual un día llega.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Ahora que me estoy dando tiempo para navegar más por Internet, me estoy encontrando con un montón de blogs geniales (éste incluido. Ya tienes una nueva seguidora :D)

    Sobre la novela, tienes razón: no se puede calificar. Pero... ¿no te pareció que, en algún momento exageraba? A mí, sí.

    ResponderEliminar

¡Hola!
Tu comentario es bienvenido y se agradece.