6.06.2014

[Reseña] Los Dominios del Ónix Negro 3: La unión

Comparte
Título: Los Dominios del Ónix Negro 3: La unión
Autor: Adriana González Márquez
Traductor: ------
Editorial: Montena / RHM Mx
Páginas: 438
Precio: $269.00

Muchas gracias a Penguin Random House por el ejemplar para reseña.
Me gusta leer México: Facebook  / Twitter


La sinopsis y el resumen contienen SPOILERS de entregas anteriores.

Sinopsis: Tras haber perdido la segunda piedra a manos de Arématis, los paladines se dan cuenta de que Lylibeth ha sido herida y está en proceso de perder el alma, por lo que debe establecerse una conexión entre Vanessa y ella, aumentando a cuatro el número de paladines conectados entre si.
Gracias a esto, los jóvenes han incrementado sus poderes: cuentan con fuerza y velocidad sobrehumanas y logran escucharse unos a otros a pesar de estar a kilómetros de distancia.
Ahora, Vanessa y los demás paladines deberán hallar las dos piedras restantes para hacer frente al malvado Arématis, quien desde que obtuvo el segundo ónix se volvió más poderoso y despiadado que nunca.
Por supuesto, la misión no será fácil. Los acertijos son cada vez más complicados y las trampas que protegen los ónices son más peligrosas. Sólo la unión les dará una posibilidad de salir victoriosos... aunque no saben que el enemigo está más cerca de lo que ellos creen.

La historia: Ahora que Arématis les lleva ventaja, a Vanessa y a sus amigos, no les queda otra opción que encontrar los dos ónix restantes a como de lugar, aunque para eso, pongan en riesgo incluso su propia vida.
Recorriendo distintos lugares entre las diferentes realidades de Vanessa, tendrán que descifrar pistas, caer en trampas y aprender a trabajar todos juntos para lograr su objetivo, incluso pidiendo ayuda a quienes menos creían posible.
Y en medio de todo eso, Vannesa aún tendrá que encontrar cierta redención con su propia familia.

Mi opinión: Ya he mencionado en mi reseña anterior, que en cuanto acabe la segunda entrega de esta saga, tuve que leer de inmediato el siguiente libro.
Y si bien, con el segundo tardé varios días para concluirlo, esta última parte, la leí sólo en dos días.
Poco diré de la historia, para no soltar spoilers accidentales. Así que esta vez, mi reseña será un poco más corta.

La historia sigue narrada por Vanessa, y en este libro, el ritmo de la narración se acelera bastante, porque es el desenlace de la trilogía. Los acontecimientos igualmente son bastantes y ocurren muchas cosas cruciales para entender el final.
Cabe mencionar que tanto este libro como el anterior, no tienen un inicio de resumen, es decir, que tienen una continuidad de la historia con su libro precedente, sin darle al lector la oportunidad de asimilar todo el contexto nuevamente.
Esto puede ser una ventaja y una desventaja a partes iguales, porque si bien, cuando los libros se leen de corrido, se aprecia no perder el hilo de la historia con los antecedentes del anterior, esto no ocurre así cuando ha habido un intervalo de tiempo entre ambas lecturas.
En mi caso, que leí inmediatamente el dos y el tres, me gustó ese aspecto, pero en cuanto al primero y el segundo, si me hizo falta algo de contexto general.
No es un punto negativo, pero sí es algo a tener en cuenta.

En todos los personajes de la historia, se aprecia un crecimiento importante. Todos logran evolucionar y adoptar una madurez ante los acontecimientos que ocurren, después de todo, se enfrentan a la lucha por el poder más importante en Los Dominios.
Los pensamientos de Vanessa, siguen siendo a veces un poco divagadores, pero me sigue gustando mucho como protagonista, por que se aprecia un buen equilibrio en ella, entre su testarudez y su valentía, entre su inmadurez y su raciocionio.

       "Había restringido tanto a mi alma, que ahora prácticamente la sentía explotar en mi interior, expandiéndose con fuerza y ligereza a la vez, estirándose perezosamente mientras se recargaba con toda esa energía arcaica y sublime que se encontraba contenida dentro de los confines de la caverna. Nunca me había drogado en mi vida, pero casi podría jurar que así era como se sentía un adicto al consumir drogas después de una eternidad de abstinencia; era como estar colocada, volando en medio de un viaje ácido, totalmente desconectada de la realidad, sólo consciente del profano placer que fluía en mis venas junto con la sangre."

Aparte de Erick y Matheo, otro personaje toma importancia en este libro, y realmente lo aprecié mucho, porque su carácter es genial. Su brutal honestidad son un buen respiro ente lo melosos que a veces se vuelven los otros personajes.
La sobreprotección de Erick me sigue fastidiando un poco, aunque no lo suficiente para arruinar la historia.
Matheo sin duda es mi favorito de toda la historia. Y me declaro su fan incondicional. Incluso terminando la historia, me hace querer más de su sarcasmo e hilaridad.

Tal como en los otros libros de la saga, la variedad en los géneros que se manejan en esta historia es bastante apreciable, aunque el romance disminuye un poco (se agradece), para dejarle un mayor espacio a la acción y el misterio que conllevan el final de la trilogía.
La aparición de otras criaturas parlantes, le da al libro ese toque de fantasía épica y mágica que aprecié desde un inicio.
La ambientación sigue igualmente buena, y me agradó tanto volver al origen, como que los protagonistas se movieran también por otros lugares.

Creo que la autora supo manejar muy bien su final. Confieso que quizás esperaba otra cosa, sobre todo por la gran importancia que se le había dado a la búsqueda. Pero si aprecié que todo lo ocurrido desde el inicio, toma sentido en el desenlace.
Mucho más aún, incluso terminando la historia, hay dos cosas que disfruté igual: ese capítulo extra, cuya narración está a cargo de Erick, y que me hace entender más su relación con Vanessa y ese epílogo, que aún sabiendo que cierra esta trilogía, me hace querer saber más de Los Dominios. Casi agarro mi maleta y me voy tras el personaje que dice la última línea. Porque no, no me he cansado de este mundo.

En mi opinión:
5/5


La saga completa:



La autora:

Adriana González Márquez, nació en la ciudad de Aguascalientes. Se enamoró de los libros desde los cinco años, cuando le rogó a su madre que le leyera una novela que ella misma eligió, de suspenso noir nada apropiado para su edad, pero que le ayudó a intrigarse ante las historias inesperadas a partir de entonces.
Su primer cuento lo escribió alrededor de los doce años, pero le pareció tan malo que destruyó el manuscrito con sus propias manos. Anduvo de carrera en carrera, siempre indecisa, siempre inquieta, hasta terminar la licenciatura en Enseñanza del Inglés, creyendo que así podría traducir sus propias obras. Ama los viajes, conocer gente nueva, ver lugares antiguos y aprender de otras culturas. Le fascinan las tormentas, odia levantarse temprano y dice “Oh” muy a menudo. Es algo malhablada (su insulto favorito es “Me lleva la &%$#/@”) pero está intentando mejorar su vocabulario.
Actualmente vive en su imaginación… Bueno, la verdad es que siempre lo ha hecho.


1 comentario:

  1. ¡Concuerdo! Genial reseña, me llevo el link al blog de los Dominios :D

    Nos estamos viendo, ¡besos y abrazos!

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!